¿Qué son las encías?

Una de las partes de nuestra boca a las que pocas veces damos la importancia y que tienen una función principal en nuestra salud dental es la encía. A nuestra consulta llegan muchos casos de pacientes que presentan diferentes problemas en ella, es por eso que en este artículo queremos explicar qué son las encías y cuál es su función en la buena salud de nuestra boca.

Las encías, conocidas también como gingiva, son un tejido fibroso que se encuentra recubriendo los dientes y cubriendo el hueso alveolar, es decir, el hueso en el que se soportan los mismos. La función de las encías es soportar y mantener las piezas dentales en su lugar, evitando desplazamientos o deslizamientos de los mismos.

¿Cuál es la apariencia de unas encías sanas?

En general, las encías sanas tienen las siguientes características visibles:

  • Presentan un color rosa
  • Tienen apariencia punteada
  • Su consistencia es dura
  • No sangran
  • Cubre correctamente la raíz de los dientes
  • No se resienten frente a alimentos o bebidas muy fríos o muy calientes
  • El aliento es bueno
  • Los dientes permanecen fijos y en su sitio

Podemos intuir las consecuencias de no tener unas encías sanas solo con observar estas características. Por ello, es muy importante mantener buenos hábitos de higiene bucal.

¿Cuáles son las partes de una encía?

Las encías, según la posición en la que se encuentre, pueden ser:

  • La encía libre o llamada también marginal.
  • La encía adherida
  • La muscosa

La encía libre o marginal

Esta parte de la encía la encontramos por encima del limite en la que se junta con la pieza dental y que ayuda a proteger la raíz de estas.

Si esta encía no protege el diente puede ser por motivos como por ejemplo, la llamada encías retraídas, que no solo son antiestéticas si no que son más sensibles y más vulnerables a infecciones.

La encía adherida o insertada

La encía adherida es la que rodea los dientes como un collar. Está por encima de la encía libre y su función es la de sujetar los dientes. Normalmente su apariencia puede ser más traslúcida que las demás encías, y esto es por rodear la pieza dental. Puede tener un ancho de entre 0.5 y 2  milímetros.

La mucosa

La mucosa es la parte de la encía que está por encima de la encía adherida y es esa zona que no se ve a simple vista, salvo que separes los labios o te rías con muchas ganas.

Es la parte de la encía que es más blanda y mucho más sensible, y es donde se suelen producir las llagas bucales.

¿Qué es el surco gingival?

El espacio entre el diente y la encía libre o marginal es lo que se conoce como surco gingival.

En el fondo de este surco es muy importante porque es el punto de adherencia entre la encía y el diente. Esta adherencia se produce gracias a un líquido con propiedades antibacterianas que evita infecciones y otras enfermedades.

No olvidemos que en nuestra boca tenemos presente muchas bacterias, con lo cual este líquido es importante porque actúa como anticuerpo de las encías y de nuestros dientes, evitando así la formación de placa bacteriana que puede comprometer seriamente nuestra salud bucal.

Cuidados básicos de las encías para mantenerlas saludables

Para mantener unas encías sanas, es importantes que añadas estas sencillas prácticas en tus rutinas de higiene dental:

  • Es importante el uso de cepillos de dientes con cerdas suaves que no dañen las encías
  • No presionar en exceso esta zona durante el cepillado, lo ideal es hacer movimientos de barrios desde la base del diente hacia el final del diente.
  • Mantener limpio la zona entre los dientes, conocido como espacio interdental con el uso del cepillo dental o con hilo dental, manteniendo el cuidado que la zona gingival requiere.
  • Usar enjuagues bucales diariamente para mantener no solo un aliento fresco y el buen mantenimiento de la mucosa
  • Se recomienda igualmente hacer profilaxis dental cada 8 o 10 meses acudiendo a tu dentista.

En otro artículos os explicaremos cuales son las principales enfermedades que se producen en las encías.

Leave a Reply